La Flojera en El Trabajo, Análisis.


La flojera es fundamentalmente una actitud hacia el trabajo. En la vida cotidiana se manifiesta como aversión al trabajo o muy poca disposición a ejecutar una actividad. En una colectividad, el flojo es una persona que tiene muy poca iniciativa, se le dificulta mucho construir propuestas y se le ve como alguien aburrido de la vida que muestra muy pocas energías. Cuando se trata de realizar sus actividades elementales hace un “gran esfuerzo”, ya que tiene mínima conciencia de que nadie lo hará por él. La típica expresión del flojo es: “que güeba tengo” (así califica su estado de ánimo), de esa forma reconoce que padece una conducta patológica. El flojo desea que otros hagan el trabajo por él y gozar así del trabajo ajeno para convertirse en un parásito que no produce pero vive de la producción de otros. En definitiva, el flojo es una persona que no tiene amor por el trabajo creativo.

No debe confundirse el cansancio con la flojera. Generalmente la persona cansada puede alegar que no quiere hacer algo porque justamente está fatigada de haber realizado algún trabajo. La persona floja siempre tiene muy poca actividad y su relación con el trabajo es precario. Esta distinción es importante para no caer en confusión. La flojera es la negación casi permanente al trabajo y el cansancio es pasajero, pues la puede tener cualquier persona común que después de la jornada regresa exhausta por el diario trajinar. La persona cansada se recupera descansando, durmiendo y comiendo, es decir, recobrando energías para que al día siguiente vuelva a estar activa. La persona floja come, duerme y su actitud al trabajo se mantiene estática. La flojera va de la mano con el ocio, no así con los deberes. Lo esencial es que la persona que padece la flojera vive en un círculo vicioso sin intentar salirse, amen de planteárselo seriamente en la práctica.

El fenómeno de la flojera afecta principalmente a la juventud, la cual muchas veces no es conciente de padecerlo porque no ha habido nadie que le advierta de los daños que produce este mal.

La flojera es una amenaza para la consecución de ideales, proyectos y convicciones. El sujeto que la padece y no logra liberarse de ella, termina convirtiéndose en un mediocre.

ALGUNOS DATOS:

Sabían, por ejemplo, que de hecho, las horas en las que no trabajamos en el ciclo de oficina se van principalmente por falta de trabajo?

O que, en promedio, se pasan 18 horas navegando por sitios de la web por semana?

O que de las 8 horas, 3 horas son las que se desperdician en promedio por un trabajador?

Mis conclusiones la flojera existe y es nuestro deber combatirla y erradicarla, existen muchas personas que se sienten bien siendo flojos, no pretenden querer sacarla de su mente, y solo terminan siendo un estorbo en el trabajo otros que sienten flojera en determinado momento lo ideal es cambiar de actividad dentro del trabajo para mejor la animacion y continuar posteriormente con la labor pausada, pero nunca parando por completo.

SIGUEME EN TWITTER: @Cveroes

Anuncios

Acerca de @Cveroes

Twitter es mi Mundo... Mis Interes muchos.. Tecnologia, Iphoniatico, Consolas Videojuegos, Cine, AcMilan, Futbol Mundial, Rock.

Publicado el 29 junio, 2011 en Laboral. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Que te Parecio

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: